JEFE de Estado

Amenazante, y quien sabe si por ello, o tal vez no, amenazado. Ministro de la injusticia, de la insanidad, de las infra-infraestructuras, de la agri-incultura, del monopolio de su cuñado y, principalmente, de la Defensa y, sobre todo, del Ataque… Delegaba solo los marrones, nunca los laureles o la toma de decisiones, casi siempre sin más fundamento que el pie con el que se había levantado ese día.

El Rey Sol maduraba las bananas de su república, aparentemente feliz.

  

26/07/2013 12:26 Retólicas del vallico ;?>

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.