Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2011.

Gulag

Aquel día comenzó nevando hacia arriba. Un niño salió del vientre materno con 11 días de retraso. Un tren, no demasiado lejos, descarriló no se sabe bien por qué.

Aquel día caían moscas de nieve, traviesas, voladoras, caían lento, como si en realidad no quisieran caer. Pero acababan llegando a la superficie de mi abrigo. Tras ese mágico contacto, su blancura, delicada, se hacía transparente; bidimensional.

Aquel día acepté que allí pasaría, al menos y en el mejor de los casos, los siguientes tres años de mi vida.

 

 

Etiquetas: ,

03/01/2011 18:27 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

The Lord of the rings

Tenía las facciones tan angulosas, la piel de un negro tan brillante como la pizarra mojada. Estropajo por pelo, y dos brasas de antracita incandescente por pupilas, dos brasas que te quemaban cuando te miraban.

Su reloj dorado, monstruoso, llevaba una mano todopoderosa con la que podía mover todos los hilos, una mano ambiciosa con forma de cazo, que salía de un traje negro, de un coche negro con banderas, un cazo prolongación de una inmensurable y lujuriosa panza.

Disparaba sus palabras por ráfagas imprecisas, atropelladas y violentas, como las de las ametralladoras que había manejado años antes, aquel día en el que decidió tomar prestado el reloj resplandeciente de su predecesor.

 

 

Etiquetas: ,

04/01/2011 18:03 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

11S

Fire n t buildg. Canot scap. Lov u. Allah u akbar.

 

 

Etiquetas: ,

05/01/2011 10:14 Retólicas del vallico ;?> Hay 1 comentario.

Dedek Mraz

Bajaba escuálido, con barba y vestido congelados, aquel 31 de diciembre de ventisca hacia el fondo del abismo de Vrata. Atrás quedaba una cara norte que bien parecía la escultura helada de un Dios que se tuviera por tal.

El pequeño Savo siempre le había preferido a Miklavž o a Božiček, pero sólo tuvo certeza de su existencia cuando lo encontró frente a frente en el camino al refugio.

Tras correr alegre a su encuentro apenas recibió por regalos un ademán de rechazo, un llanto apagado y una mirada ausente y azul. Snegurochka debía habérsele derretido entre las manos.

De vuelta a casa, en el asiento trasero del Audi de sus padres, el veloz abetal desfilaba ante las ventanillas al ritmo de la melodía de Tchaikovsky.

 

 

Etiquetas: ,

06/01/2011 07:49 Retólicas del vallico ;?> Hay 2 comentarios.

Sangre azul

   -Cariño, tengo que hablar seriamente contigo. Esto no puede seguir así. Ya es hora de que vayas asumiendo que tus padres son los Reyes...

   -¡Pero Leti...! ¿y eso quién te lo ha dicho? ¿Papá Noel?

  

 

Etiquetas: ,

07/01/2011 08:13 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Oración del ateo

Sólo le pido a Dios que me conserve durante muchos años la fe en su inexistencia.

 

 

Etiquetas: ,

09/01/2011 19:42 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Primavera

Carmines, besos de amapola en los bordes de las cunetas. El resplandor de la hierba cosquillea con sus brotes tiernos al viento malhumorado. La tierra, negra y mojada, se deja calentar por un sol aún inocente. Barullo, trinos y cantos en los pinares, en los setos, en las tascas, en los colegios.

Besos en graneros, bodegas, sacristías, contra las puertas de los corrales, en la calleja de atrás por donde casi nunca pasa nadie.

Primarios, furtivos, toscos, sentidos. Besos que se ponen colorados, en los bordes de las cunetas.

 

 

Etiquetas: ,

10/01/2011 19:47 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Ducha moral

Cuando quité el vapor de agua del espejo del baño no pude reconocer al extraño del otro lado.

 

 

Etiquetas: ,

13/01/2011 10:32 Retólicas del vallico ;?> Hay 1 comentario.

Perrigalgo

Tenía aún los hielos del cubalibre enteros cuando le sobrevino la amarga impresión de ser el más longevo de aquella desahumada discoteca.

No le quedó más que hacer que acompañar con sus aullidos a la solitaria luna llena.

 

Etiquetas: ,

24/01/2011 23:48 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Reencuentro

Sus ojos se cruzaron entre los de los anónimos transeúntes. Recordaban más sus miradas que sus rostros. Se pararon, frente a frente, tal vez demasiado cerca. La calle se llenó de silencio.

   -Me llegó tu carta hace años. Aún la conservo, pero nunca la abrí.
   -¿Por qué?
   -Tenía miedo de lo que me pudieras decir.
   -¿Y por que la guardas? ¿Algún día la abrirás?
   -No... Pero las cartas no se tiran.

 

 

Etiquetas: ,

28/01/2011 18:58 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.