Humanidad

Invité a uno de los chiquillos a que recogiera un pequeño pez varado en la arena mojada, que lo trasladara a su hogar, el mar. Con inocencia y sadismo, avanzó apenas unos pasos hasta el mar y estampó al animal, sin alegría pero con ganas, contra un erizo de mar, otro subproducto recién traído de entre las redes de los pescadores locales. El pececillo rebotó después de ensartado. Se quedó a unos centímetros. Boqueando, como yo. Inmediatamente, avergonzado por un mal que no creía pertenecerme, me apresuré a devolverlo al mar. Se alejó lentamente, medio asfixiado y malherido, seguramente, también decepcionado por el trato recibido en sus escasos segundos de estancia en tierra firme.


El niño también se debió de alejar despacio. Afortunadamente. No hubiera sabido con qué cara mirarle.

 

 

31/05/2011 15:19 Retólicas del vallico ;?>

Comentarios » Ir a formulario

retolicasdelvallico

Autor: Mac

Esta imagen lo sintetiza todo:

http://2.bp.blogspot.com/_lO-4xdGaHJU/TUmJEIp69QI/AAAAAAAABqY/oTON44lH4Ps/s1600/cuidado-con-los-humanos.jpg

Fecha: 01/06/2011 14:18.


gravatar.comAutor: Djanker

Pues si, son una plaga...

Fecha: 07/06/2011 21:01.


Añadir un comentario



No será mostrado.