El hato

De negra pana. Chaqueta y pantalón labrados en decenas de surcos, tantos, como los escardados durante aquel tórrido estío.

Como un pincel apareció el día del Cristo. Y alargó toda la noche el jolgorio, animado por el ojo de gallo, hasta la salida del primer toro del alba.

Y debió sentir el morlaco envidia de tan brillante zaino.

Jamás hubo jornalero enterrado con tan elegante mortaja.

 

02/03/2011 10:22 Retólicas del vallico ;?>

Comentarios » Ir a formulario

retolicasdelvallico

gravatar.comAutor: djanker

Jolgorio es una palabra que le va estupendamente a este micro, por cierto, mu bueno...

Fecha: 06/03/2011 20:43.


Añadir un comentario



No será mostrado.