Primavera

Carmines, besos de amapola en los bordes de las cunetas. El resplandor de la hierba cosquillea con sus brotes tiernos al viento malhumorado. La tierra, negra y mojada, se deja calentar por un sol aún inocente. Barullo, trinos y cantos en los pinares, en los setos, en las tascas, en los colegios.

Besos en graneros, bodegas, sacristías, contra las puertas de los corrales, en la calleja de atrás por donde casi nunca pasa nadie.

Primarios, furtivos, toscos, sentidos. Besos que se ponen colorados, en los bordes de las cunetas.

 

 

10/01/2011 19:47 Retólicas del vallico ;?>

Comentarios » Ir a formulario

retolicasdelvallico

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.