Se muestran los artículos pertenecientes a Octubre de 2010.

Praga

No conseguía localizar la morada en que habitó Kafka, pese a ser una persona tocada por la luz de la cultura, muy superior a esa masa bobalicona que turisteaba en bajo coste.

Contrariado, tuvo que ser un subsahariano, vestido de marinero, quien le indicara que el plano estaba del revés.

 

Etiquetas: ,

12/10/2010 23:41 Retólicas del vallico ;?> Hay 1 comentario.

dictador

un dia imagino un mundo sin aches ni tildes en el qe la v de vurro nunca mas esistiria, en el qe la valentia lo inundaria todo, donde la g seria siempre la devil y la j de su nombre, siempre la fuerte. un mundo en el qe zienzia y qosmos no se podrian volver a confundir, donde no cavria duda de la fortaleza de las rrosas ni de la suavidad de las carizias, un mundo minusculo donde todas las letras serian igual de grandes.

un mundo en el qe podria aver qarenzias, ausenzias o incluso errores, pero nunca mas faltas avsurdas.

 

 

Etiquetas: ,

13/10/2010 13:07 Retólicas del vallico ;?> Hay 1 comentario.


Chat

Al dictador.

De nada sirvió su salvavidas ortográfico. Como navegante neófita que era, acabó ahogada en lo más profundo de un océano repleto de “olas”.

 

Etiquetas: ,

14/10/2010 00:25 Retólicas del vallico ;?> Hay 1 comentario.

Vibrio cholerae

Nadie pudo contar lo que realmente ocurrió en el campo de refugiados, pero ambos bandos coinciden en cuál fue la causa.

Para unos, una letal epidemia bacteriana; para otros, el aún más terrible virus del odio.

 

 

Etiquetas: ,

15/10/2010 19:45 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

C.C.C.

   -Wave! Big-goat... How you are?

   -Of whore-mother, and you?

   -Also.... Sorry, uncle, but I have hurry... To God! 

   -To God!

Continué caminando junto a él en silencio.

   -No sabía que hablaras inglés.

   -Pues sí, aprendimos juntos en la academia.

 

 

Etiquetas: ,

16/10/2010 12:53 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Tejuelo

Sin dotes para la escritura, necesitó de veinte años para conseguir acabar su ópera prima, bajo un preciso pseudónimo. No buscó éxito ni reconocimiento, sólo ocupar un espacio concreto en las públicas estanterías.

La ordenación alfabética le concedería su anhelo, imposible en la realidad, de acompañar a su numen, más allá de la vida.

 

Etiquetas: ,

22/10/2010 00:04 Retólicas del vallico ;?> Hay 1 comentario.

Irreversible

Soñaba, cada día, que despertaba.

 

 

Etiquetas: ,

23/10/2010 14:10 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Pregonero

Sabía todo de todo; y lo que no sabía, se lo inventaba; y lo que no podía siquiera llegar a inventarse, no le interesaba lo mas mínimo y, por consiguiente, era automáticamente catalogado, en un roto alarido de amargor, como "gilipollez".

Con los años, la mirada se le fue atrofiando y perdió ese oído que tan poco se había prodigado en escuchar, y toda su cara se le fue llenando de más y más boca, un bocal del que manaban magistrales lecciones que iba vertiendo con generosidad a cuanto desdichado se cruzara por su camino.

 

 

Etiquetas: ,

26/10/2010 18:59 Retólicas del vallico ;?> Hay 4 comentarios.

La Verdad

Locke defendía que se podía llegar a la verdad a través de los sentidos. Descartes, en cambio, postulaba que era la razón quien conducía al conocimiento de la verdad.

Iván, desde bien pequeño, tenía claro que la Verdad mayúscula, aquella que de verdad importaba era la que establecía la hora del toque de queda nocturno, la que diferenciaba las buenas de las malas compañías, la que le había encauzado en la senda del éxito profesional como opositor a administrador.

La Verdad eyectada por la poblada barba mientras su barriga, suficiente, se cruzaba de brazos y le miraba a los ojos, sin parpadear, por encima del hombro.

 

 

Etiquetas: ,

27/10/2010 14:19 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Gálibo

Emocionado ante la alcoba de sus ancestros, allá en Oco, no se percató de la pequeñez de la casita arquitrabada.

 

Etiquetas: ,

28/10/2010 08:50 Retólicas del vallico ;?> Hay 1 comentario.

Insípidas

Cada madrugada, antes de dormitar, se afanaba en tomar las secreciones que le proporcionaban sus ojos aún maquillados, durante unos escasos minutos.

Desde la edad de jugar con las muñecas supo que  las lágrimas de tristeza tenían el mismo sabor que las lágrimas de felicidad.

 

Etiquetas: ,

31/10/2010 00:07 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.