Verano marrano

A Gloria Fuertes.

 

Farfulla el rodaballo en su casulla,
el gallo alienta a la grulla,
y el rododendro a la luna ahúlla
cuando el gato a la gata hace suya.

Perdido de picos pardos, de pelos largos y aliento amargo,
el chico de los petardos achucha unos leotardos,
pendiente de hincar el nardo.

La sonrisa y la risa se dan prisa, Felisa se alisa la camisa, así asisa la pirulisa.

Pilla cacho el muchacho, la silla resiste al macho, y la chiquilla se arrodilla.

Un grito en el garito, una redada inesperada y un pito en espantada.

Felisa y su cruzada:
cruzarse otro ratito
con el mozo de la media estocada.

 

 

07/12/2010 08:04 Retólicas del vallico ;?>

Comentarios » Ir a formulario

retolicasdelvallico

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.