El Evangelio según Saramago

Hace ya mucho tiempo, Dios, azorado, me confesó que no existe. Yo también me avergüenzo un poco por haber recordado tan insistentemente a mis lectores lo que seguramente ya todos saben.

Ayer abandoné mi paraíso en Lanzarote. Hoy he leído en los periodicos que morí.

Ruego me disculpen, pero tal y como está el mundo, esta vez no me apetece resucitar.

 

 

19/06/2010 09:11 Retólicas del vallico ;?>

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Macdito

Una gran influencia para las Retólicas nos deja.

Para siempre nos quedará ese:

"Somos cuentos de cuentos
contando cuentos,
nada”

Fecha: 20/06/2010 22:56.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)