Purga

Se conocían desde siempre. Juntas rezaban con nocturnidad al niño Jesús antes de afrontar su diaria pesadilla

Hace tiempo que olvidó las oraciones. En posición fetal se abrazan bajo la seguridad de un peludo techo, cálido y tupido. Cada noche seca sus lágrimas reprimidas, respira el aroma del amor maternal nunca experimentado.

Acompañada de esa amarillenta almohada, siendo bebé, la encontraron.

 

01/02/2010 10:01 Retólicas del vallico ;?>

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Djanker

Genial el remate del microrrelato (me gusta mucho la ultima frase, con el verbo translocado)...

Fecha: 01/02/2010 22:05.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)