Se muestran los artículos pertenecientes a Marzo de 2009.



Ratas de aire

Se acomodan en nuestras barandillas, farolas y parques, inundan las calles con sus sonoros aleteos, anunciando la primavera con desagradables arrullos, probablemente siendo foco y vector de enfermedades espantosas. Lanzan sus deyecciones sin miramientos sobre transeúntes anónimos o respetables estatuas ecuestres, para luego caminar al monótono compás de su cabecita oscura, como si fueran completamente gilipollas.

Simples, estúpidas, feas y asquerosas, aves grises que tal vez denostamos porque se nos parecen demasiado. Unos pocos les dan de comer miguitas de pan, como si no se bastaran de carroña para extenderse como un cáncer por la ciudad.

Ayer, un amigo me contó que mató a una de un pisotón. Me dijo que no tenían sangre, que estaban huecas. Me contó que su frágil esqueleto crepitó como un montón de palitos secos al ser partido. Me contó que el aire que alojaba entre su osamenta, bajo su liviano abrigo de plumas, se lo llevó el viento. Aire sucio.

Etiquetas: ,

03/03/2009 23:58 Retólicas del vallico ;?> Hay 2 comentarios.

Cuaresma

Enterrada la sardina, las palabras y promesas sinceras, pronunciadas durante un dulce idilio de carnaval, fueron el combustible que usamos para el ritual de la caducidad.

Cenizas que se lleva el viento, impuestas amargamente, bajo la frase solemne de “polvo eres y en polvo te convertirás”.

Desde el miércoles, cuarenta días de penitencia, de triste y fría abstinencia. Cuarenta días sin ti, en romántica espera, igual que Dafnis, anhelando la eterna primavera.

A Cloe

 

Etiquetas: ,

04/03/2009 13:43 Retólicas del vallico ;?> Hay 3 comentarios.