Se muestran los artículos pertenecientes a Julio de 2009.

Túnel

En la noche, como alma que lleva el diablo, salí de la urbe dirección a ninguna parte con olor a salitre. Pronto me engulló la cilíndrica boca de la mole granítica que se interponía en mi camino. Fui avanzando en su interior naranja, homogéneo, casi infinito. Resonaba el motor diesel en las paredes del paso subterráneo, e imaginé el sonido de las olas del mar, que nos abrazan con suave tacto en las noches de verano.

Súbitamente escuché una sirena de un vehículo de urgencias. La busqué con el retrovisor y observé que todo a mi alrededor estaba quieto. Sólo la ambulancia se movía en dirección hacia mí.

 

Etiquetas: ,

06/07/2009 13:15 Retólicas del vallico ;?> Hay 3 comentarios.

Jesús García “Chusti”

Desde que el negocio de carpintería familiar se había visto afectado por la tan manida crisis, sus ganas de ir a ver mundo se multiplicaron. Tras convencer a algunos colegas y después de salir a comprar tabaco, emprendió su huída por el país de Nunca-Jamás en su furgona pirata, denunciando los desmanes de la globalización, el consumismo de todo lo que no fuera maría y el yugo de las hipotecas amortajantes. Además, igual así se podían beneficiar a alguna aspirante a perroflauta con ganas de un ratico de amor libre.

Unos pocos se acercaban a sus manifas, a oir los mítines panfletarios y trasnochados de esos greñudos, más por la novedad, los porros y el cali gratis que por concordancia ideológica. Lo que no se les puede negar es que no hicieran verdaderos milagros con el papel de fumar, dominando las tentaciones gravitacionales del diávolo, o haciendo bailar, al ritmo de los yembés, a sus invitados en casas okupadas.

“Legalización” era el paradójico lema de los “...ni ley”. Pero esta sociedad farisea les daba la espalda. Ellos, de buen rollo, sólo querían comer vida y no cadáveres, gritar a los cuatro vientos que la tortura ni es arte ni es cultura, pero los maderos les crucificaban a multas por tenencia o incontinencia en la vía pública. Su particular calvario se avecinó cuando les pidieron los papeles del seguro y al pastor alemán le dió por olisquear bajo los asientos.

A los tres días, el vehículo seguía inmovilizado en comisaría. “Chusti”, con antecedentes, se quedaría unos cuantos días más inmovilizado. Algunos cuentan que no pararon de hacerle judiadas en la trena, que entre unos y otros le dejaron hecho un cristo.

Esos también dicen que ahora vuelve a lijar puertas, a la derecha de su padre. Parece que desde allí ya no se atreve a juzgar, ni a vivos ni a muertos.

 

 

Etiquetas: ,

08/07/2009 00:56 Retólicas del vallico ;?> Hay 4 comentarios.


Hipotético epitafio

¡Descansad en paz vosotros!
Yo no me pienso quedar aquí.

Esto es sólo una piedra pulida o, con suerte,
una pequeña placa de metal grabada en roca salvaje.
Yo estoy fuera.

Pero no me busques arriba con la mirada.
Sube tú, y mira hacia abajo.
Alrededor.
O mejor aún, asómate al espejo.

¿Pa qué vienes aquí? ¿no ves que ya estoy muerto?
Pero ya que estás, será un honor que bailes sobre mi tumba.
Como hicimos anteayer, o como debimos haberlo hecho.

Ya lo sé... Yo también a ti...

 

 

Etiquetas: ,

12/07/2009 01:57 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.