Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2009.

Susurros del pinar

Don Eulogio siempre llevaba tapones en los oídos, aunque el otorrino le dijera, tiempo atrás, que no se observaba ninguna patología.

En sus años mozos, allá por el 36, escuchó una cantinela que unos segadores gallegos interpretaban durante la labor. Tras la faena, de ellos nada se supo. Su rastro se perdió entre capas de barrujo y piñotes secos, aunque sus melodías, libres, permanecieron. Desde entonces evitó el lugar, enterró la memoria, pero la musiquilla viajaría con el viento.

Una mañana lo encontraron ensangrentado. Desesperado, se había mutilado los oídos con un punzón. Su rostro, temeroso e insomne, denotaba la dura realidad que se corroboraba: la sangre no silencia a los ya muertos.

 

Etiquetas: ,

08/01/2009 14:25 Retólicas del vallico ;?> Hay 1 comentario.

Queridos ausentes:

Navidad, es Navidad, toda la gente se alegra... y se entristece la mar.
Jose Luis Perales.

Hay ausencias especialmente dolorosas, aquellas que treparon por el tronco del árbol de navidad recien instalado, arrastrando consigo todos los adornos y guirnaldas, dejando un barbecho animal, una enormidad de desierto y tristeza.

El niño en el portal se vuelve cada vez más pálido y mustio, con el buey y la mula mirando para otro lado, con una Virgen María cada vez más envuelta en sí misma, con un San José tan inerme y tieso como su bastón. Sus Mágicas Majestades ya habrán llegado demasiado tarde para traer algún ungüento que pudiera evitar lo inevitable, algún truco que pudiera quitarnos este llanto ahogado que quema en la garganta, algún billete de retorno que pudiera devolver, si quiera por unos instantes, a esas estrellas de Navidad que siempre guiarán, de alguna forma extraña, nuestros pasos.

 

Etiquetas: ,

09/01/2009 09:22 Retólicas del vallico ;?> Hay 1 comentario.

Anti-anticiclón de las Azores

"¡Toma tu beso de despedida, pedazo de perro!"
Muntazer al Ziadi.

Dejaste tras de ti odio
y calcetines al desnudo,
placajes tardíos de guardaespaldas dormitantes
y mucho humo, y mucha sangre,
y mucho hastío, y mucha esperanza, 
la promesa predecible
de una próxima decepción;
y una frontera trazada entre el bien,
en el que te encuentras,
y el mal, donde estamos los demás.

 

Etiquetas: ,

20/01/2009 08:55 Retólicas del vallico ;?> Hay 2 comentarios.

Un beso en los ojos

Beso tus ojos, y observo
que tienen la fuerza necesaria
para fijarse en lo que casi nadie se atreve;
que no se conforman con vistazos u ojeadas,
ni tienen miedo a ser mal mirados
o a recibir, mira tú,
un mal de ojo.

Tus ojos,
para descubrir la belleza
entre toneladas de spam
(ese sofisticado nombre de la mierda),
para nunca desviar la mirada
y reflejar una verdad sin miramientos.

Para prever sueños,
locura, fantasía.
Espejismos.

Para ver que,
bien mirado,
no somos más
que lo que vemos.

 

Etiquetas: ,

29/01/2009 17:21 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.