Se muestran los artículos pertenecientes a Septiembre de 2008.

Lunes, 1 de septiembre

Atasco dominical de vuelta a casa: transición necesaria e insufrible tras la excelencia del mes pasado, prólogo de lo que se avecina (y del nuevo año hidrológico).

7:17 de la mañana y un viejo enemigo tras apagar el despertador. En el autobús, tras reencontrarse con los mismos desconocidos, no pudo evitar acordarse de Adán y Eva, y de su padre... Los locutores radiofónicos lo llaman un nuevo día.

Para él, el mismo día de siempre.

 

Etiquetas: ,

01/09/2008 18:09 Retólicas del vallico ;?> Hay 1 comentario.

El insomne

De mis años de revisor, nunca olvidaré a aquel durmiente viajero. Gastaba casi todo su dinero en billetes nocturnos de tren. Pude saber que no viajaba por ocio, familia o trabajo. Únicamente era capaz de conciliar el sueño en vagones ferroviarios de largo recorrido. Repartía sus días en varias ciudades, gastaba sus noches entre raíles y traqueteares. Ningún lugar podía evaporar su eterno desvelo.

Dicen que hay trenes que pasan sólo una vez en la vida. Él lo sabía, yo lo sé. Quizás por eso ambos necesitábamos estar en un tren: para evitar ver cómo se marchan lentamente desde el apeadero.


A Geiger.

 

Etiquetas: ,

05/09/2008 10:39 Retólicas del vallico ;?> Hay 1 comentario.


Paralímpico

Pensó que podría ir ciego, pero dió positivo.

 

Etiquetas: ,

10/09/2008 16:46 Retólicas del vallico ;?> Hay 2 comentarios.

Omarovica

No single seeing eye,
No tongue of Turk,
Escap`d to tell his tale another day!
We put them all unto the sword.
                                           The Mountain Wreath. Njegoš.

Dijeron que si no encontraban resistencia serían clementes. La aldea se llenó de sábanas y camisas blancas; en cada puerta, en cada pared, en cada casa. Un comando de milicianos, muchos de ellos vecinos nuestros, se llevó a todos los varones. También a tu padre y a Hamdia. Algunas chicas jóvenes les siguieron días después. Los pocos que se atrevieron a pedir explicaciones, sólo recibieron sepultura en el río. Yo me quedé envuelta en una manta, aterida de miedo y de frío, demasiado preocupada por todo como para tener hambre.

Así pasé contigo aquel invierno. Sabía que los francotiradores del otro lado acechaban. Sólo tú, tan pequeño, te atrevías a salir, a buscar algo que comer o para jugar con los amigos en algún patio interior.

Sólo tú, una isla en este enorme océano de locura. Isla que me salvó del naufragio. Locura que me permite seguir hablándote aunque ya no estés.

 

Etiquetas: ,

11/09/2008 08:45 Retólicas del vallico ;?> Hay 2 comentarios.

God

He would need just a little bit to be good.

 

Etiquetas: ,

12/09/2008 08:52 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Dualidad

Según Nietzsche, Apolo expresaba para los griegos un modo de estar en el mundo: era el dios de la luz, de la claridad y la armonía. Simbolizaba también la norma, el orden, la serenidad, el equilibrio, la moderación, la medida, la forma, la perfección, la racionalidad, la coherencia, la proporcionalidad. (…)
Otros pueblo, en cambio, han sido guiados por la fuerza de los instintos, de la pasión, confiando en el liderazgo que demostraba cualidades de fuerza y vigor superiores. Su vivir era dionisiaco, embriagador, intenso, potente, libre, impositivo... Para ellos la vida era riesgo, lucha, enfrentamiento con el rival, pasión y fortaleza.

Extracto de un trabajo sobre Nietzsche en ¨El rincón del vago¨

 

La perfección se hizo tenis y habitó entre nosotros. Arte en esencia, técnica y estética al servicio de la gloria. Apolíneo, se deslizaba por la pista como si fuera de hielo, dibujando con tiralíneas sus derechas cruzadas.

Sólo un vendaval de sangre y arena, el de pies alados, paralelos parabólicos y ángulos imposibles le hacía varar de cuando en cuando. Sus músculos se perfilaban a la luz del sol, pero su fuerza mayor era invisible.

El número uno dejó de ser singular.

 

Etiquetas: ,

17/09/2008 16:20 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Pedro

Repetidor, cayó de séptimo junto con Vicky, el azote de las aulas y jefe de los malosos. Su ingenio en los exámenes parecía ser inversamente proporcional al desplegado a la hora de contar chistes e historias. Enseguida congeniamos. A través de una mirada tan limpia como las montañas de su Cantabria natal, veía el mundo tal y como debiera ser. Todo el que se cruzaba con él por los pasillos no podía evitar esbozar una media sonrisa.

Sólo alisaba sus carrillos cuando jugaba al fútbol, un Beckembauer de 13 años que sacaba el balón jugado con insultante facilidad. Nunca descuidaba su posición ni se prodigaba en el ataque. Sólo disparaba para marcar, casi siempre desde fuera del área, con un tiro seco y pegado al palo. Apenas celebraba sus goles, sólo los de los demás del equipo.

Tras el pitido final, su sonrisa volvía a dibujarse para festejar una permanente e inquebrantable alegría.

 

Etiquetas: ,

18/09/2008 10:24 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Autor

   -Ahora el mundo es más soportable.

Acababa de escribir otro microrrelato.

 

Etiquetas: ,

23/09/2008 17:02 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Pancho

Azabache sobre blanco, su mirada bovina, imperturbable, comprendía el mundo sin necesidad de conocerlo. Emanaba tranquilidad sin precisar seguridad. Reflejaba sosiego cuando a otros les turbaba la prisa, el pánico o la euforia. Sonreía con los ojos, aunque no creo que lo supiera o le importara. Cuando comenzaba a liar un cigarro, tenía que acabarlo para después fumar tranquilamente, ya comenzara un chaparrón, o un aguacero de granizo o de meteoritos.

Era inmortal, pues poseía todo el tiempo del mundo, tal que un buda flotando sobre una hoz ibérica...
…yéndose a tomar unas ¨cerves¨ en el pueblo más cercano, esparciendo por doquier su mensaje sin palabras.

 

Etiquetas: ,

24/09/2008 11:02 Retólicas del vallico ;?> Hay 3 comentarios.