Se muestran los artículos pertenecientes a Noviembre de 2008.

Accidente laboral

Hicieron saber a los de la prensa que el compañero se quemó a lo bonzo, como medida de protesta ante el cierre de los astilleros. Las imágenes del trabajador ardiendo darían la vuelta al mundo.

   -La desesperación puede conducir al ser humano a límites insospechados...- comunicó apesadumbrado el líder sindicalista.

Sólo él sabía que Martín, tal vez no hubiera nacido para soldar, pero menos aún para prender fuego a las barricadas.

 

Etiquetas: ,

12/11/2008 10:32 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Juliette

Allí la encontré, centenaria, puede que inmortal. En definitiva, en una dimensión ajena al tiempo pero, a la vez, tremendamente material, insultantemente corpórea...

Con una finjida sonrisa tímida de comienzos del XVII, allí estaba la misma joven que trabajaba como dependienta en la pastelería de Moret-sur-Loin por la que paró D´Artagnan a tomar un bollito cuando hacía ronda como cadete en la compañía des Essarts de las Guardias Francesas en las inmediaciones de Fointenebleau, en aquel otoño de copas incendiadas. 

El gascón volvería con asiduidad a catar las delicias de la patisserie Jérôme Perrier, seguramente la mejor de la región. No pocos problemas le depararía su goloso apetito.

 

Etiquetas: ,

13/11/2008 14:06 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.


Horizontes

Siempre que hablamos de horizonte pensamos en el futuro, en el horizonte que tenemos delante.

Pero también hay horizontes a los lados, posibles decisiones del presente que no tomamos ahora.

Y también hay horizontes hacia atrás, posibles decisiones del pasado, pretéritos futuros.

 

Etiquetas: ,

17/11/2008 12:13 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Hijos de perra

Sólo era una madre amenazada, sin valor para atacar y sin poder dejar a sus vástagos en manos de esos bárbaros. Las dos crías de bípedos sin plumas eran capaces de lanzar piedras a distancias enormes y con gran precisión. Una de ellas alcanzó al menor, todavía demasiado pequeño como para experimentar odio o recelo.

Se quedó en pié, ladrando desconsolada al viento, esperando que los salvajes se aburrieran de su feroz diversión.

 

Etiquetas: ,

18/11/2008 14:31 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Prematuro despertar

Siempre despertaba a la misma hora. Las 5:11. No recordaba nada. Mejor. Sería alguna pesadilla…

Unas pocas veces me acordé de lo acontecido, instantes antes, en mi subconsciente. Surrealista en el mejor de los casos. Las más de las veces, desasosegante. Horrendo de vez en cuando.

No podía volverme a dormir. Tampoco levantarme, como si en el piso de abajo estuvieran esperando mis fantasmas. Permanecía en un estado de semi-vigilia hasta que los primeros rayos de sol entraban por la ventana.

Un nuevo día empezaba de nuevo, sólo para transformar el contenido de mis malos sueños.

 

Etiquetas: ,

19/11/2008 09:12 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Nictófilo

Salía a pescar a las tantas, cuando en los garitos sólo quedaban borrachos, mujeres manoseables y otras inmundicias humanas. De vez en cuando se encontraba con antiguos conocidos, de cuando la noche eran luces doradas y música disco.

Viejas glorias, hoy carroñeros que vierten vómito entre estertores por las esquinas oscuras, cuando el bar cierra su persiana metálica y a los reyes del mambo sólo les acompañan las lejanas estrellas.

 

Etiquetas: ,

20/11/2008 11:17 Retólicas del vallico ;?> Hay 2 comentarios.

Cumpleaños

Al principio pensé que los años se celebraban por ganar cada año independencia, por ser cada año más fuerte y más capaz.

Más mayor.

Ahora sé que no son sino batallas ganadas en una guerra que perderemos.

Más vivido.

 

Etiquetas: ,

21/11/2008 09:07 Retólicas del vallico ;?> Hay 2 comentarios.

Benidorm

En las cálidas noches del verano sevillano, los gitanillos de la barriada de ¨Las Tres Mil¨ saltaban algunas de las tapias de los chalés de Heliópolis. Sigilosos, no anhelaban riquezas, sino un dicreto chapuzón en las piscinas de aquellos que ya marcharon a la playa y no dejaron alarma ni perro para guardar sus pertenencias.

-¡Vamoh a Benidó, quillo!- era su grito de guerra mientras volaban sobre el Paseo de la Palmera con sus bicicletas destartaladas.

 

Etiquetas: ,

28/11/2008 10:17 Retólicas del vallico ;?> Hay 2 comentarios.