Se muestran los artículos pertenecientes a Abril de 2008.

Pirámides

El hombre de la llanura, harto de lejanos horizontes, sintió ansia de verticalidad.
El hombre del desierto, hastiado de sol, las planificó como homenaje al dulzor de la noche, a la fascinante belleza de las estrellas.
El hombre, pasajero de una vida que no le pertenece, se embriagó de eternidad.

Por eso las construyó.

 

Etiquetas: ,

03/04/2008 11:41 Retólicas del vallico ;?> Hay 2 comentarios.

Empanada mental

Hacía ya años que Aceral de Estrozamulas estaba dividido entre los partidarios de Jandro y los de Tachín. Dos estilos de vida contrapuestos, dos filosofías antitéticas, dos formas irreconciliables de enterder el postre, el desayuno y la merienda. El yin y el yan de la bollería, el alfa y el omega de la repostería, la causa y el efecto de la confitería.

Los Jandristas decían, con razón, que su labor fue pionera en la comarca, que sus empanadas sabían a esa lejana niñez de la que tan difícil era recordar algo dulce, que se desmiajaban como la vida desmiaja nuestras tristes existencias... Tachín no era sino un advenedizo, arrimado al sol que más calienta desde que las vacas flacas de la economía rural comenzaron a engordar un poco. Sus empanadas eran para mariconas.

Para los Tachines, comparar sus empanadas a las de Jandro era como comparar a Dios Padre con el más mísero de los gitanos. No estaban llenas de tosco arrope, sino de delicia de calabaza. Doctorado en empanadología, había conseguido una consistencia en el plato, una textura, un sabor y aroma en boca inigualables. Incluso guardaba sus mejores obras de arte en barrica de roble durante un año para venderlas como delicatessen, deconstruídas a veces, para la fiesta de la Patrona.

En el seno de cada una de las familias había disparidad de pareceres, lo cual derivaba en conatos de reyerta al final del mandumio. La escalada de tensión gastronómica y las acciones de unos pocos violentos provocaron una situación de toque de queda municipal. Las máximas instancias políticas de la comarca abogaron por una fusión de las bollerías para desactivar el problema, pero ni siquiera la perspectiva de creación de un cártel de la empanada en todo el sur de la provincia logró convencer a los tercos pasteleros.

Aún hoy, tras una resolución de la Organización de las Comarcas Unidas y la presencia continua en el terreno de una fuerza de paz, el conflicto larvado pervive en Aceral. Los militares tienen terminantemente prohibido catar los frutos de la discordia, pues semejante acto podría interpretarse como una injerencia a nivel político de la OCU en Estrozamulas.

 

Etiquetas: ,

08/04/2008 09:41 Retólicas del vallico ;?> Hay 2 comentarios.


Marichús

No era excesivamente femenina, como podría inferirse de su nombre. Decían que venía de Galicia y, en efecto, era espléndida, redonda y simple como una vaca; y alegre y plácida como el pasto fresco.

Nunca me había interesado realmente. No recuerdo que jugáramos juntos a menudo, pero aquel día bajamos al parque. El cielo amenazaba tormenta. No nos dimos cuenta, enfrascados como supongo estaríamos en cualquier mundo imaginario. Cuando se desencadenó la tromba de agua, sólo encontramos una mesa con damero para guarecernos. Jamás vi a nadie jugar allí al ajedrez o a las damas.

El Universo no fue ya el mismo debajo de aquella mesa, rodeados de una cortina de agua, en compañía de su pelo mojado, de sus mejillas sonrosadas, de su entrecortada respiración. Nos miramos fijamente, sin romper el silencio, asombrados ante un misterio revelado demasiado temprano como para ser siquiera barruntado. Sólo deseé que no dejara de llover.

Se mudó meses, tal vez años después. No recuerdo haberlo lamentado.

Sin embargo, nunca dejaría de llover.

 

Etiquetas: ,

09/04/2008 14:04 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Kilómetro cero

La libertad es no tener nada que perder.
¿?

Arrebato, torbellino,
fuerza invisible,
resquemor, amenaza, sed,
hambre y euforia,
ganas locas de morir matando,
y de no pensar,
y de alejarse como un satélite
fuera de órbita,
y de besar sus labios tan distantes,
y de estrechar su cuerpo tan lejano,
y de tener su pelo por mi cara,
y de enredar mi vida con su ovillo,
y de jugar con ella como un gato.

Y de volver a empezar,
y de volver a empezar...
Y de no acabar nunca
de volver a empezar...

 

Etiquetas: ,

10/04/2008 10:14 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Martina

Dominaba los tempos de la seducción con precisión suiza. Parecía una experta en el tema y, lejos de avergonzarse de ello, se jactaba de un pasado batallador a las puertas de las discotecas. Cuando hablaba, su seguridad, avasalladora, le hacía parecer una cuarentona encerrada en un cuerpo de veinteañera recién cumplida. Es como si hubiera hecho un pacto con el diablo, de no ser porque no creo que el diablo fuera tan estúpido como para fiarse...

Creía controlar siempre la situación y, para ella, la creencia era certitud. Daba una de cal y tres de arena, decía que por sus circunstancias personales. Dicen que las chicas buenas van al cielo y las malas a donde les da la gana. Tina hacía que las cosas fueran donde ella quisiera. Era egoista, consentida y caprichosa, pero llena de sabor, sobre todo picante para con algunos y agrio para con casi todos. Capaz de la dulzura, mas dosificada con cuentagotas.

Su arsenal eran sus camisetas blancas, su mortal caida de ojos y una sonrisa entre timorata y desafiante. Me fijé en ella desde el primer día. La temía casi tanto como me atraía.

Una noche, la gané a un amigo con un póker de nueves. Me cobré la pieza meses después.

 

Etiquetas: ,

11/04/2008 10:02 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Justine

Entre el humo y el ruido del bar parecía un pez fuera del agua o una religiosa sin sus hábitos. Su boca sonreía para agradar, pero sus ojos limpios mostraban la sinceridad de su sonrisa. Me contó dulcemente, en aquella lengua extraña, que venía de ultramar. Cuando dos hacen por entenderse, al final se entienden, más si hay alcohol de por medio.

Le quise acompañar a su residencia pero un amigo le dijo que tenían coche. Se desvanecíó lentamente, como una piedra lanzada en mitad de un océano transparente.

Etiquetas: ,

14/04/2008 13:52 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Apatía

Da pena
andar sin ruta,
dormir sin sueño,
hablar sin voz,
mirar sin vista,
vivir sin vida,
vagar errante,
hacer por hacer.

Etiquetas: ,

15/04/2008 09:57 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Melissa

Aterrizó en mi pueblo desde Dios sabe dónde. Me la encontré cara a cara en el autobus... Hiperbórea, como diría Nietzsche; pneumática, como decías tú; un cañón, como dijo el conductor del bus. Comence a hablar con castellana parquedad por no parecer el alfredolandiano de turno... Momentos antes de intentar arrancarle una cita, ella se me adelantó... ¡cómo son por esas tierras!

Repetimos los encuentros. Aún hoy no me explico por qué no intente nada. La falta de arrestos fue probablemente el principal motivo. Otro, no menos importante, tal vez fuera el temor a dejar de levantarme con la seguridad de encontrarla cada día.

Pero al final llegó ese día, la mañana en la que me desperté con la certitud de que jamás la volvería a ver.

Etiquetas: ,

16/04/2008 10:53 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Bárbara

Unos decían que era una chica con las ideas claras. Otros decían que tenía intenciones oscuras. Tenía fama de ninfómana, quién sabe si merecida, pero el hecho es que me arrinconó en aquel sofá, en mitad de la fiesta. Me preguntó cuándo. Le respondí dónde. Me preguntó cuánto. Le respondí: “poco”.
   -Para eso me marcho con Louis.
   -Ya estás tardando.

Fue lo mejor que le pudo pasar a Louis.

 

Etiquetas: ,

23/04/2008 09:37 Retólicas del vallico ;?> Hay 2 comentarios.

Susi

Hallábame pintando un mural sobre Pentecostés en el colegio de Jesuítas. Necesitaba el color azul para acabar el manto de un apóstol. Me lo ofreció con una generosa sonrisa al trasluz del inmenso ventanal. Tomé algo de pintura de su palma de la mano, abierta y confiada, con el dedo índice, que se deslizó como en mantequilla.

Resultó lo más parecido al Espíriru Santo que encontré en aquella convivencia. 

 

Etiquetas: ,

25/04/2008 09:31 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.