Afiladores

Su profesión fue engullida por el furioso galopar de la modernidad. La recurrente melodía del chifle no volvió a sonar alegre por los barrios. A los romos cuchillos de cocina, condenados a eutanasia pasiva en negros cubos de olvido, les fueron robadas sus opciones de resurrección.

Pero otras navajas, menos amables, conservaron la primigenia pureza de su filo. Otros afiladores -¡maldición!- no quedaron obsoletos: perfiladores de etnias y de patrias, filosofastros de filigranas, desfiladores de caqui, empresarios del filón, economistas del filantrópico egoísmo, políticos filamentosos de lengua afilada y demás amantes del filete y el puñal.

Hay quien confía, no se sabe bien si por candidez o necesidad, en que, a estos aguzadores de angostos tajos, heridas profundas y desfiladeros, algún día las hojas de sus cuchillos les permitan ver el bosque.

Tal vez ese día le cambien al herrero su cuchillo de palo.

 

29/07/2008 08:44 Retólicas del vallico ;?>

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Macdito

En el centro de Madrid, todavía se puede escuchar la escala melódica de la chifleta... sin embargo es en los pueblos donde apenas se escucha. Esa palabra ha quedado allí sólo como marca comercial de un aguardiente...

Fecha: 29/07/2008 12:33.


gravatar.comAutor: Djanker

No sabía que se seguía con este oficio... Me acuerdo de las motitos con la piedra de afilar y la proto-melodía chiflada... En Alcalá, al menos, creo que ya no pasan... (corríjame S. si me equivoco)...

Fecha: 29/07/2008 16:47.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)