Facebook Twitter Google +1     Admin

Hospitio perditionis

La mayor de las peregrinaciones de aquel tiempo tenía lugar hacia el kilómetro 269 de la Nacional, en plena calle mayor de Castilla, donde un cortejo de luces y alumbrados desembocaba en la catedral de las palmeras fluorescentes. Exiliados de sus familias por tiempo indeterminado, la inmensa multitud acudía en masa a este lugar de devoción secular. Algunos, en búsqueda de reliquias de otro tiempo; otros, por espiar pecados ajenos; los más pudientes, por ser invitados a la ardiente capilla de Lourdes, o por conocer a Fátima y sus tres secretos.

Casi todos buscaban saltarse la reja, tocar por unos momentos a sus blancas palomas y, allí, entregarse al éxtasis de una unión inefable de cuerpo, sangre y espíritu.

 

17/07/2008 08:37 Retólicas del vallico ;?>

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Anónimo

Por Dios, Diego, a no ser que se trate de algun extraño recurso estilístico es 'desembocaba', nunca 'desenvocaba'.
S.

Fecha: 18/07/2008 16:11.


gravatar.comAutor: Djanker

Pues si, es un recurso estilístico denominado "error"... je je...
D.

Fecha: 21/07/2008 09:33.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris