Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2007.

Teletransportación

Uno de tantos sábados, mientras agonizaba en los excesos del alcohol y el trasnochar, decidí evadir mi cuerpo a otras estancias más acogedoras. Cerré los ojos, y las palpitaciones, producto de los graves de la música, desaparecieron. El pegajoso olor del tabaco, el alcohol de baratija y el sudor de los crápulas se esfumaron ante el confortable aroma de mi alcoba. Acababa de descubrir la forma de cambiar mi cuerpo de espacio sin necesidad de medios externos.

Cuán maravilloso habría sido el invento si no hubiese aparecido aquel mastodonte de portero. Con malos modales me privó de mi dulce sueño al abrigo de la barra, entre copa y copa, entre raya y raya.

 

Etiquetas: ,

05/05/2007 00:54 Retólicas del vallico ;?> Hay 5 comentarios.

Prórroga

Ese monótono traqueteo era insufriblemente lento. Las horan pasaban tan despacio como los carteles de las estaciones andaluzas. La chapa recalentada por el sol hacía extinguirse los lamentos de los heridos y sublimar el hedor en el vagón-cementerio, como lo llamaban con algo de pena y mucho de resignación los médicos y enfermeras del Ejército Nacional.

Víctor Rujas, conocido como "el Negro", jornalero y labrador de una pequeña huerta, ya no pudo resistir más a la sed y al incesante dolor de la metralla: le rezó a la muerte por un fuerte y rápido abrazo. La negra Parca, demasiado ocupada como para obedecer a ruegos de desgraciados, le regaló una prórroga. En 71 años le volvería a visitar para cumplir su petición. Por el momento sólo se llevaría un brazo engangrenado.

 

Etiquetas: ,

07/05/2007 11:02 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Calle Montera

No, no quiso conformarse. Se quería poner el Mundo por montera. La acera estaba repleta de mujeres como ella.

 

Etiquetas: ,

08/05/2007 09:13 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Pesadillas

Su cuello se ofrecía, vulnerable y generoso, fuera del caparazón de sábana y edredón. Sus mechones relampagueantes eran olas doradas rompiendo en la lisura de la piel tostada. La tranquilidad vivía en sus labios, demasiado cerrados para considerarse abiertos. El azul de sus ojos se presentía sumergido en la calmada superficie de los párpados. La nariz se erguía orgullosa para plantarle cara a la noche.
Ya estaba lista para otro galope de 8 horas a lomo de sus fantasmas.

 

Etiquetas: ,

09/05/2007 09:31 Retólicas del vallico ;?> Hay 3 comentarios.

Atrofia

Consideraba que su existencia era tan insignificante como la de esas arañas de patas largas, esas que sólo inspiran desprecio o indiferencia, pero jamás temor o simpatía. Nunca hizo nada por cambiarlo. No tenía ni fuerza ni ganas.

Sobrevivió en un rincón, alimentándose de humedad.

 

Etiquetas: ,

10/05/2007 13:14 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Crédito

Era pendenciero, alegre y vivo como un rayo, jugador, bebedor y mujeriego, un tipo poco amigo del trabajo y los compromisos, pero un gran amigo de sus amigos, que eran muchos. Volvió a su pueblo tras la Guerra. Se comentaba que llegó cambiado, con una mirada apaciguada, pero opaca también. No volvería a frecuentar ya las cantinas ni las verbenas de la comarca. Para sorpresa de todos, se casó con Maria Agustina, la chica del hojalatero, no especialmente buena moza, pero trabajadora, seria y hacendosa como pocas. Tuvo 9 hijos. Dicen que le había prometido a Dios que crearía más vidas de la que había quitado.

 

Etiquetas: ,

11/05/2007 08:56 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

La llave

Los microrrelatos son ladrillos de una obra, son puntos en el espacio, incógnitas con respuestas. Encargado del cemento es el lector, unirá los puntos, descifrará los enigmas, doblegará al caos.

 

Etiquetas: ,

14/05/2007 09:04 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Sheherezade

Mil y una formas de entregarse. Mil intensidades crecientes para una pasión exponencial. Mil lazadas en busca de ese cotidiano amor imposible. Mil gotas de agua que no consiguen horadar esa estalacmita terca. Mil caminos para una misma piedra en la que tropezar. Mil cegueras para una iluminada, mil sombras para un sólo foco de luz... Mil necias excusas para una verdad.

Mil cantos de sirena para un sordo. Mil batallas sin esperanza para una derrota anunciada. Mil fábulas para una moraleja. Mil y una noches para este adios.

 

Etiquetas: ,

15/05/2007 11:04 Retólicas del vallico ;?> Hay 1 comentario.

Gaia

Somos silicosis.

 

Etiquetas: ,

16/05/2007 09:14 Retólicas del vallico ;?> Hay 1 comentario.

Copulación

Y nuestras miradas se cruzaron entre las escasas luces de la discoteca.
Y nuestra dentadura y ojos brillaban agudizados por el neón.
Y en el cenit del efecto alcohólico unimos nuestros labios.
Y como gatos pardos compartimos una madriguera en oscuridad.
Y en la mañana el beso de la señorita resaca nos recordó que el domingo era día de lamentar.

 

Etiquetas: ,

20/05/2007 18:42 Retólicas del vallico ;?> Hay 3 comentarios.

Saudade

El limpiaparabrisas limpió las salpicaduras del taxi. Noviembre terminaba ya en la gran ciudad, como se encargaba de recordar el locutor entre los compases de la música importada.
Venía de la comarca de las montañas amables. Las nieves debían estar ya suavizando más aún sus perfiles y silenciando la quietud otoñal del abetal. Las chimeneas estarían devolviendo al bosque los humos talados meses atrás. El bueno de Julian repartiría el correo tras su orujo de rigor. Jatsek seguramente ordeñaría en el establo ante la mirada curiosa de Rufo. Karla seguiría enseñando fracciones a los gamberros de la escuela. Tal vez se acordaría de él.
Apagó el transistor. Le devoraba la certitud de saberse en el lugar equivocado.

 

Etiquetas: ,

22/05/2007 12:16 Retólicas del vallico ;?> Hay 1 comentario.

Cuesta abajo

Sus palabras, azules, floreadas, brotaban de un pozo color laberinto, fluían por un desvocado torrente, por un arroyo centrífugo, por meandros retorcidos hasta llegar a un espejo oleado, a una plácida costa barrida con lentas coronas de plata.

 

Etiquetas: ,

23/05/2007 11:16 Retólicas del vallico ;?> Hay 1 comentario.

Trigal

Ayer me acordé de tí. Vi las olas verdes que formaba el viento en un campo de espigas.

 

Etiquetas: ,

24/05/2007 13:16 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Fundamentalitis

El Consejo ha tomado una decisión: bañaremos de sangre infiel nuestras cimitarras. La vehemencia y superioridad de nuestra doctrina quedará patente con nuestra sagrada inmolación.
Allah es nuestro dios, Mahoma su profeta… nosotros seremos su estilete sarraceno para la Santa Cruzada… No habrá más solución para la Cristiandad que la capitulación incondicional o el sabor de nuestros aceros curvos. Los blasfemos que hablan de final negociado del conflicto sólo ansían dividirnos para entregarse y capitular a la fe hereje. Su sentencia no debe ser, ni será, otra que la del golpe de alfanje en su garganta, pues mas dañina que un ejército de incrédulos en el Corán es la simiente de discordia en nuestras propias filas.

 

Etiquetas: ,

25/05/2007 11:10 Retólicas del vallico ;?> Hay 3 comentarios.

Sade

Josefa había decorado con lencería fina sus sonrosadas nalgas, ávidas de castigo. Através de la mordaza se oían unos gemidos impacientes, seguramente por la forzada postura a la que le obligaban sus ligaduras. Dejé la fusta sobre la mesa. Pensé que tal vez no habría mejor forma de complacerla que saliendo toda la noche con los colegas de la Cofradía.

A la mañana siguiente por fin conocería el verdadero sufrimiento.

 

Etiquetas: ,

29/05/2007 09:32 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Jubilado

Cerró por última vez la puerta del despacho. No podía creer que ante él se abriera ese temido precipicio. ¿Con qué llenaría sus horas? Echaría de menos sobre todo la afectada resignación de la Mayte, la secretaria, ante sus insultos… Él era el jubilado, pero seguro que ella era quien sentiría un mayor júbilo por su marcha... ¿Ante quién hacer notar ahora su jerarquía de directivo? Sus decisiones sólo serían discutidas por la arpía de su esposa y no por el Consejo de Administración… Se acabaron las escusas para no pasar más tiempo con esos nietos malcriados y el inútil de su hijo…

Dicen que tendré más tiempo para mi mismo… Luchar tanto, décadas de ambicion, esfuerzo, sacrificios propios y puñaladas a terceros para al final quedarme solo, conmigo mismo, con ese reflejo del espejo, con ese desconocido…

 

Etiquetas: ,

30/05/2007 09:23 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Utiquio García Torres

Catalana en mano y gaveta vacía, el enfoscado llegaba a su culminación. Firmó su obra cual maestro pictórico con sus iniciales, lo único que sabía escribir.

Muchos meses después, la iglesia volvía a estar vestida de andamiaje para la cura de heridas de guerra. Fue entonces llevado ante el alcalde y el párroco para que explicase el significado de aquella antigua firma sacrílega.

Al contrario que muchas otras purgas ésta acabó solo con un pescozón. Aquél día Utiquio se asombró al saber que su verdadero nombre era Eutiquio, aunque desde entonces se le conocería por “ugeté”, cosa que no le importó.

 

Etiquetas: ,

31/05/2007 01:05 Retólicas del vallico ;?> Hay 1 comentario.