Se muestran los artículos pertenecientes a Julio de 2007.

Primera noche

En aquel laberinto de hormigón no encontraría ningún sitio algo acogedor.
Desesperado, con dos monedas en el bolsillo, daba mil vueltas pensando cómo podía haber llegado a aquella situación. Todas las puertas se habían cerrado para él. Quizás la estación de autobuses le concediera asilo en su horario de vigilia.
Por ochenta céntimos, en el quiosco del chino compraría un litro de valor para afrontar la pernocta entre cartones salvados del reciclaje.
Esa noche las lágrimas no se atreverían a cruzar sus ardientes mejillas…

 

Etiquetas: ,

08/07/2007 21:04 Retólicas del vallico ;?> Hay 1 comentario.

Contradicción

Por tí daría mi vida...
Pero es ella la que acelera la cadencia del pulso.

 

Etiquetas: ,

10/07/2007 10:57 Retólicas del vallico ;?> Hay 2 comentarios.

Uno solo

- Y muy cargado, por favor-.

Mientras, continúo el soliloquio ante mi acostumbrada ausencia de público. Es mejor así, cuanto más conozco a la gente más reafirmo mi solipsismo.
Ya sé que es irracional e incluso insostenible, pero me gusta considerarme un solitario, un antisocial según los test de personal. Mi necesidad de soledad es una reacción directamente proporcional a la empatía profesional. Sí, desde luego.
De toda esta situación sólo me molesta una cosa, que en mi despacho no haya una buena máquina de café...

- Gracias, quédese el cambio-.

 

Etiquetas: ,

12/07/2007 18:36 Retólicas del vallico ;?> Hay 1 comentario.

Topos y pillos

Con ojos ensimismados, decían que el Gobierno Regional los lanzaba desde aviones para alimentar a cernícalos y aguiluchos. Yo no podía dejar de imaginarlos asustados, encomendándose a la Madre del Topo, con sus pequeños paracaídas, poco antes del momento decisivo.

De haber sido real, hubiera sido la primera iniciativa exitosa en cuatro legislaturas. Además, habrían fortalecido el, ya férreo, voto rapaz.

 

Etiquetas: ,

17/07/2007 10:24 Retólicas del vallico ;?> Hay 1 comentario.

La insoportable irreversibilidad del ser

Ayer llegó tu mensaje dentro de una botella. No pude abrirla. Dentro se veía el papel, impaciente. La rompí.

Leí: "No rompas nunca esta botella".

 

Etiquetas: ,

18/07/2007 09:02 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Ballet

   -Ahora ya no sueño como antes- musitaba la bailarina mientras apoyaba su mano dulce en la barra.
El profesor acechaba a través del espejo, sin poder ocultar un interés lejano al estríctamente profesional. Técnicamente, no era brillante, tal vez hasta vulgar. No conseguía explicarse el desmesurado apego que sentía por aquella jovencita, esa atracción que carcomía su brillante carrera de tantos años a cargo de la Escuela Nacional de Danza.
La Señorita Dumitrache seguía practicando la secuencia de battements frappés, ajena a las miradas del viejo Rostov, ejecutando mecánica y acompasadamente cada moviento, perdida en ese océano de tutús y calentadores, cargando el peso de aquella ilusión de juventud rellena ahora de rutina.

 

Etiquetas: ,

19/07/2007 09:16 Retólicas del vallico ;?> Hay 1 comentario.

Ornitochistes

Al espectáculo del Colirrojo Tizón había acudido una bandada emigrante de paseriformes, ávida de relax y distracción. El Herrerillo Africano le trinaba al joven Carbonero Palustre cuán graciosos eran los shows del Colirrojo en el momento en el que éste apareció en escena, mirada cómplice en ristre y avanzando a cómicos saltitos. Todos tuvieron a bien el dejar la ingesta de insectos y semillas para el descanso.

El Sr. Tizón abrió el pico:
   -¿Sabéis cual es el pájaro más hipotecado de la Península Ibérica? ¡...pues el Pardillo Común!
   -¿Y el carroñero con más técnica dentro del área? ¿no? ¿cuál va a ser? ¡¡¨El Buitre¨ Leonardo!!
   -¿Y el ave especializada en la concesión de préstamos hipotecarios? Ese no es otro sino el Págalo Parásito.
   -¿Y la rapaz con más Copas de Europa? ¡¡¡El Milano Real!!! ¡¡¡Pío, pío, que me deshuevo de la risa!!!

No le pudieron aplaudir, dicen que por ausencia de palmas en sus alas.

 

Etiquetas: ,

20/07/2007 09:01 Retólicas del vallico ;?> Hay 2 comentarios.

Pesadilla alpina

Los ronquidos de los cincuentones, coleccionistas de cuatromiles, no dejaban disfrutar del merecido descanso. El oxígeno escaseaba, no por la altitud, sino por la estabulación de varias decenas de machos sudados en un minúsculo dormitorio de literas con ventanas selladas. Las viejas mantas sobraban, incluso la propia piel. Intenté entretenerme contando ovejas, pero su lana transmitía aún más calor… Luego, contando mis pulsaciones en reposo: ¡¡¡noventa por minuto!!! No podía esperar más la hora del crepúsculo y su copioso desayuno...

Los ojos de la madera del techo me vigilaban, me daban miedo, me decían que esa noche en vela sería la anterior a la de mi velatorio, que la afilada arista suroeste del Lagginhorn me cortaría el cuello. No podía dejar de ver mi sangre caliente derritiendo un imaginario y temible cuchillo de hielo.

 

Etiquetas: ,

23/07/2007 08:51 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

El "Mono"

   -No me llama..., no me llama..., no me llama el muy… - La cotidianidad del teléfono alojaba ahora hondos matices de desesperación.
Ante el primer timbrazo reaccionó como un púgil desde el rincón. Su orgullo ante cualquier tipo de ayuda, como decían sus padres; su terquedad congénita, o tal vez una dependencia enraizada en su vulnerabilidad ante las sensaciones, se obstinaban en estrellarse, una y otra vez, contra el mismo cristal, contra el mismo polvo.

 

Etiquetas: ,

25/07/2007 09:19 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Retraso

Llegué tarde, poco después de que muriera.
Sólo pude acompañar al féretro.
Extrañamente, tuve la certeza de que le bastó con eso.
Su herencia fue este viejo reloj de pulsera.

 

Etiquetas: ,

26/07/2007 09:54 Retólicas del vallico ;?> Hay 2 comentarios.

7 de enero

   -Hijo, los Reyes no existen...
Ese día comprendí, ante engaño de tal calado, que algún día me calzaría una blanca barba, republicana y marxista: sería un opulento gordo vestido de rojo que, con su campana y su estúpida risa, aturdiría a los numerosos paseantes del centro comercial.

 

Etiquetas: ,

27/07/2007 10:20 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

A zurdas

Ya de infante era un patoso redomado, un botarate con dos pies izquierdos que jugaba al balón porque no sabía jugar al fútbol.
Siendo púber, esa falta de destreza quedó patente en las lides amorosas, escarceos cuya calificación nunca pudo ser superior a un generoso "lamentable".
La llegada de la madurez sólo sirvió para confirmar mi sino de zocato: un cero a la izquierda en el trabajo y un contrato sin apenas derechos.
Ya sé que esto les parecerá azurdo, pero tengo la zurditud, incluso la zurtidumbre de que, con algo de mano izquierda y un poco de buena suerte, podría llegar a sentarme a la izquierda de Dios Padre.

 

Etiquetas: ,

30/07/2007 09:35 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Contemplación

Ascendió su falda, trepó sus riscos, conquistó su cumbre, fotografió todo, incluso tallada dejó una piedra con su nombre. Descendió ebrio de euforia.

Nunca comprendió, sin embargo, el sereno pastar de la vaca en el prado, ese agradecido rumiar hacia lo alto.

 

Etiquetas: ,

31/07/2007 09:26 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.