Se muestran los artículos pertenecientes a Abril de 2007.

Escritor

Catalogando vivencias vegeta tras el mostrador el ínclito inquilino de pasos perdidos. Casi siempre vacuo como el parpadeo de los gatos adormilados asiste con benevolencia al leve goteo de visitantes que pasan ante él como si de un extintor se tratase.

Digno y ocioso, se regodea diseñando bocetos de una obra maestra que nunca será empezada.

Etiquetas: ,

16/04/2007 12:22 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Desmotinados

Perdura en sotavento la reminiscencia de olvidadas leyendas del Medievo. A estribor, fiel al dictamen del astrolabio, continúa la Polar. La mitad de la tripulación duerme ya y no sería extraño que, si Neptuno quiere, se alcanzaran las costas de Nueva Granada antes del viernes.

   -La calmada satisfacción de un capitán en cubierta -pensó mientras miraba la noche más allá de la popa- es el mejor de los regalos para con una tripulación laboriosa. Las calaveras de los cabecillas reposaban ya en el lecho oceánico. Muchas millas atrás, ciegos carroñeros abisales las seguían rebañando.

Etiquetas: ,

16/04/2007 12:24 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.


Lunes de aguas

Mi padre finalizó aquel festín pagano, ritual de cada primavera, entregándome un obsequio de iniciación.
-Tienes que mear al niñato- dijeron los adultos que me rodeaban sonrientes.
Entre mis manos, inerte, pálido, me hizo sentir como Saturno devorando a sus hijos. No dejaba de pensar que mi inocencia iría desapareciendo en cada mordisco que le propinara desde la cabeza hasta el final de sus extremidades.
Quizás fuera que el subconsciente empezaba a jugar conmigo, porque esos bollos son los recuerdos de la dulce infancia que ahora añoro.

 

Etiquetas: ,

16/04/2007 12:54 Retólicas del vallico ;?> Hay 2 comentarios.

Vocación frustrada

Sus pasos se perdieron entre el laberinto de estanterías de la biblioteca. Sólo el inextinguible zumbido de los fluorescentes asistía a su anodino deambular. Al fin, se hizo el encontradizo con la sección de filosofía. Una buena excusa para no continuar su batalla, perdida como tantas otras, con ese temible ejército de derivadas.

Etiquetas: ,

16/04/2007 13:02 Retólicas del vallico ;?> Hay 1 comentario.

Cuernos

Anoche soñé con un toro negro, enorme y sin ojos como el de Osborne que, inexorable, se dirigia hacia mi. Sus cuernos largos, curvos y afilados atraían magnéticamente mi atención. Yo estaba en el centro de una sembrado, bajo un sol de justicia, sobre una tierra seca y polvorienta, cercana a las ruinas de un convento de frailes agustinos. En vano corría hacia un lejanísimo burladero, desde el que se protegían unos pocos espectadores, ya ancianos, que asistían impasibles al dramático desenlace. Me tiré al suelo y me agazapé cubriendo la cabeza con mis manos. El enorme bóvido pasó por encima de mí, sin embestir, como una bala de cañón atravesando un folio de papel reciclado.

Un amigo, aficionado al psicoanálisis, me ha dicho que se trata de un símbolo inequívoco de sufrir una disfunción sexual que atenaza mi subconsciente hasta el paroxismo. Ahora pienso que, seguramente, el señor Freud nunca conoció mi pueblo.

Etiquetas: ,

16/04/2007 14:08 Retólicas del vallico ;?> Hay 1 comentario.

Los cuñaos de Vidrieros

Una risa franca y roja como colofón de una camisa de cuadros nos anunció la imposibilidad real de subir al Curavacas por la Canal Sur:
   -Nooo… Podeis subir un poco, dais una vuelta, lo véis y ya está...
Su amigo, seguramente el intelectual del pueblo, clamó por preservar la inocencia montañera de los jóvenes con gesto más reposado.
   -Pero hombre, tampoco les quites la ilusión… La verdad es que hay mucha, mucha nieve… y aún en el caso de llegar a Tiro Callejo, el paso a la arista es muy delicado, con placas de hielo que se desprenden y se precipitan por la cara norte… y peligroso… el año pasado murió una francesa, muy buena escaladora...
El pastor no dejó de reir mientras tanto, bonachón y espléndido como una hogaza de pan… -Podeis subir a verlo, no os digo yo que no, y cuando no podáis, pues os dáis la vuelta.
Sus risas eran contagiosas.

Ante tanta insistencia, no tuvimos más remedio que aceptar la invitación.

Etiquetas: ,

16/04/2007 15:19 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

¨Esclarecido¨

Era el nombre en clave del confidente del clan de los Farpines. Se jugaba la vida de cuando en cuando para pasar información no del todo falsa ni del todo incompleta sobre la distribución de jaco en la ciudad. Su empleador lo sabía, camuflaba la verdad con florituras, dilataba cada día un poco su ajustamiento, tratándole de hacer ver de formas, al principio oscuras y luego más meridianas, que estaba al corriente de su traición.

Una sobredosis de responsabilidad acabó con su vida el 7 de mayo de 2004. Su cuerpo, rodeado por las amapolas del descampado del poblado, fue hallado un par de horas más tarde por la brigada antidroga. Como ya supondrán, el crimen nunca hizo honor al apodo de su víctima y el Sr. Farpín siguió jugando al póker con el subcomisario Reyes.

 

Etiquetas: ,

16/04/2007 16:07 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Death Records

-¡Nada de fotos! ¡Nada de vídeos!-, vociferaba el nuevo manager.
Una multitud de periodistas y muchedumbre se agolpaba en la salida impidiendo el tránsito hacia el furgón. Iba de incógnito y escoltado por varios policías, pero su sonrisa no podía ocultar la satisfacción que aporta el éxito.
A partir de ese día su vida sería otra, por fin había conseguido su sueño. 20 años a la sombra de dedicación exclusiva a la industria le esperaban. Su nueva discográfica y manager habían entendido su música, habían visto su potencial, al contrario que los anteriores, que ya eran historia pasada.

A Patatoni y sus Pies

Etiquetas: ,

19/04/2007 12:55 Retólicas del vallico ;?> Hay 2 comentarios.

Michelines

Entraron lentamente en el restaurante, con las corbatas pendiendo de sus sobresalientes tripas y una sensación de falsa seguridad que emanaba de sus gafas negras. La berlina de lujo había sido aparcada cuidadosamente en la última plaza con algo de sombra del aparcamiento. Tal vez por buscar algo sin encontrarlo o por el contraste del oscuro local con la solana estival de afuera, escudriñaban a los comensales y sus platos como si curiosearan en una librería.

Se sentaron en una mesa reservada, no se sabe si para ellos. No les hizo falta pedir el menú para que el camarero en jefe, con sus mejores maneras, les trajera varios aperitivos y una botella de Martini bianco, olvidando por un momento los postres del matrimonio catalán. El propietario vigilaba discretamente desde la mesa del fondo mientras aparentaba ojear el Heraldo. Esta vez no cometería la torpeza de cobrarles.

 

Etiquetas: ,

20/04/2007 12:53 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Barbastro

Lampiño oyó que, a lo largo de la historia y en diversas culturas, a los hombres con vello facial les han sido atribuídas virtudes tales como sabiduría, potencia sexual o estatus social, pero también falta de higiene o refinamiento, así como cierta excentricidad y un carácter, a veces, lindante con la barbarie.
Registrando la propiedad la dejó ser. Su barbambre creció y se hizo verbo. Su verbo bendijo la liberalización del suelo. No hay que mesarse las idem para saber que con más suelo edificable se puede registrar más propiedad, aunque de los de siempre sea.

Una barba moderada, chispeante, diferente...
Un barbado muy centrista, sin hilillos, buena gente...
Un barbudo corajudo, populista, cisterciense...
¿Una barba de mentira, yuxtapuesta, transparente?

Pero, como de la enigmática barba de Dios padre, tampoco sabremos nunca su sueldo. Seguramente una barbaridad.

 

Etiquetas: ,

23/04/2007 10:01 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

La Caída

Flavio Agelastus, cojitranco y lacerado, marcha arrastrando las correas desgastadas de sus cáligas sobre los oscuros adoquines de la Vía Tuscolana. Ya sólo falta un día de camino para rendir cuentas ante el Emperador de la enésima derrota en Germania. Su centuria, diezmada y hastiada de lodo, sangre, niebla y flechas bárbaras, sólo se alegra ya de volver a la Civitas Pecatis, donde poder malgastar su exiguo sueldo mercenario.

Mañana, Aquilina ganará unos denarios, bien merecidos, en su primer día de trabajo en el lupanar de Tito. Flavio ni siquiera la reconocerá.

 

Etiquetas: ,

24/04/2007 09:24 Retólicas del vallico ;?> Hay 2 comentarios.

¨San Giovanni Laterano: 3 calvarios de oro robados¨

...reza el encabezamiento en la Gazzeta.
Ojalá supiera la identidad de los profanadores de templos, esos puercos, traficantes del diablo que hacen de esta noble profesión una vergüenza.
A su edad, y desde que Casanova entregara su séptima vida a una Vespa desbocada, sólo conversaba consigo en ese anticuario perdido no muy lejos del Trastevere y en el que ya sólo entraban deudas y polvo.

      -Para polvo, el de aquella noche...- recuerda Emilia con añoranza mientras observa el soleado balancear de su nieta en el columpio. Los rescoldos de la hoguera de San Juan apenas calentaban ya cuando él se le acercó con una manta deshilachada.
      -Tenía frío hasta que has llegado... - respondió pícara, mientras las brasas parecían cobrar vida de nuevo en sus pupilas.
No logro recordar cómo llegamos hasta el torreón… Sólo me acuerdo que el tiempo se expandió, o se paró, o qué se yo… Sólo el reflejo tembloroso de la luna en la mar picada, sazonada por decenas de luciérnagas de bajura… Sólo el tacto de sus manos diestras y el sonar a lo lejos de la tarantela… Sólo recuerdo el amanecer más limpio y fresco que un ser humano puede concebir… Sólo un millón de sensaciones que no cabrían en este ni en mil microrrelatos…

El mismo azar que les separaría apenas un año después, ahora, inutilmente, unía sus pensamientos. Emilia acariciaba, en una extraña mezcla de lujuria y devoción beata, el dorado crucifijo…

 

Etiquetas: ,

25/04/2007 09:00 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

Coleguita!!!

   -Eso que tú llamas amistad, y de ella no es sino semilla o brote, un mero oportunismo accidental, un beneficio recíproco con viento a favor...
   -Desde luego… Desde que te ha dao por leer, no hay quien te aguante...

 

Etiquetas: ,

26/04/2007 13:00 Retólicas del vallico ;?> No hay comentarios. Comentar.

La mala estrella

Los hay que nacen con estrella, incluso los hay que la encuentran por el camino pero, definitivamente, por más que había buscado un resquicio de buena fortuna, no había encontrado más que dolor y desesperanza. Decidió poner fin a su vida desde un séptimo piso. Así, creía, al extinguirse su existencia como mortal sólo podría esperarle el Séptimo Cielo búdico. Los curiosos paseantes otorgaban a su comprensible acto de huída una teatralidad y un dramatismo, tal vez inmerecidos. Al menos, pensó, al final alguien admiraría su determinación, su valentía, su caída voluntaria, madura como la de una fruta, sin gritos ni aspavientos…

El impertinente toldo de la vecina del quinto convirtió su desenlace en un indigna y humillante rotación de escorzos y maldiciones hasta la llegada del liso pavimento.

Está visto que tambien los hay que mueren estrellados…

 

Etiquetas: ,

27/04/2007 08:45 Retólicas del vallico ;?> Hay 1 comentario.

Fobia

Estaba tan aterrorizada que no se atrevió a matar al descomunal insecto, siquiera con una zapatilla. Tampoco quería recurrir al armamento químico, por miedo a represalias por parte de otros miembros de su especie.

La certeza de su presencia, allá en la esquina superior de la cocina, bastaba para hacerla demorar su llegada al hogar después de una dura jornada de trabajo. Cuando entraba en la cocina, sus ojos implorantes se dirigían a la derecha con desconfianza. Tan sólo pasaba allí el tiempo necesario para coger atropelladamente algún refrigerio de la despensa mientras vigilaba al indolente artrópodo. En la sala de estar comía con inquietud y, con el paso de los días, cada vez le parecía más grande el invertebrado y más minúsculo su apartamento. Su sueño nocturno lo interrumpían, con cada vez mayor asiduidad, sudores fríos y picores bajo las sábanas.

Un día, al mirar hacia el rincón habitual, comprobó que ya no estaba. Con una crisis de histeria, salió corriendo para no volver jamás.

 

Etiquetas: ,

30/04/2007 13:37 Retólicas del vallico ;?> Hay 2 comentarios.

Cuerda de alpaca

-¡Amos anda! Voy a pagar yo cincuenta mauros pa matar a un chucho inútil- replicaba a su mujer con orgullo. -Se ha de hacer como to la vida se ha hecho-.
Era rudo y despótico, y despreciaba del mismo modo que amaba. Nadie podía imaginar que acabaría así. A la sombra de una encina, condenado a un ahorcamiento sin cadalso, a la lenta agonía de luchar contra la cuerda, cual galgo poco corredor.
Nadie podía haberlo imaginado. Mucho menos que su mujer se hubiera atrevido a hacerlo.

 

Etiquetas: ,

30/04/2007 18:48 Retólicas del vallico ;?> Hay 4 comentarios.