Noche de reinas

Acababa de entrar Jovanna a por sus regalos. Sentada sobre mis rodillas y con un gesto cómplice me hizo saber, quién sabe si involuntariamente, su receptividad cara a un hipotético comercio carnal.

Le dí el paquete con una tímida sonrisa, calculadamente estudiada -he de decir a mi edad-, y le ofrecí un bombón como metáfora de mi cuerpo. Através de la barba postiza noté sus sonrosadas, calidísimas mejillas.

   -Este año te esperaré despierta. Eres mi favorito...- Me deseó un feliz año nuevo mientras se marchaba a duras penas.

Yo, símplemente, la deseé.

 

21/12/2007 09:25 Retólicas del vallico ;?>

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Sergio

Tantos puntos suspensivos... me pregunto si no serán una forma (literaria) de expresión horizontal de una hinchazón vertical......

Fecha: 21/12/2007 10:11.


Autor: Sergio

Por cierto, un escalofrío me ha recorrido la espalda cuando he recordado que mi padre ha hecho de Rey Mago (el de la barba amarilla, cómo se llame) durante unos cuantos años en mi bloque, cada 6 de enero por la tarde.

Fecha: 21/12/2007 10:14.


gravatar.comAutor: Djanker

Tienes razón... creo que abuso de los puntos suspensivos... Voy a quitar unos cuantos...

Fecha: 21/12/2007 10:35.


Autor: Macdito

Enhorabuena por el relato. En esta época de despilfarro lumínico nunca bien mal un poquito de oscuridad.

Fecha: 21/12/2007 13:18.


gravatar.comAutor: Djanker

Decía que el de la barba blanca, que no amarilla, debe ser Gaspar, siendo Melchor el de la marrón... y Baltasar el negro, claro está.

Se les puede ver a todos en el enlace que adjunto...

Sergio, te decía que tu padre, estoy seguro que era un Rey majo además de mago...


Fecha: 21/12/2007 14:29.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)