Algarve

Aquel veranillo de San Miguel las moscas estaban rabiosas. Millones; negras, verdes, grandes, pequeñas, todas. Las casas del pueblo permanecían aisladas a cal y canto. Un hedor mortuorio asía la ropa como suplicando. La leche cortada y la llama azulada del fuego eran malos presagios...
Un ángel había sido arrastrado a las tinieblas a manos de demonios.

 

01/10/2007 01:25 Retólicas del vallico ;?>

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Djanker

Igual no son las moscas, sino los carronyeros abisales, los que se estan merendando a la rubia criatura...
Si ancha es Castilla, mas ancho aun es el vasto sembrado de cadaveres subsaharianos al que llamamos oceano...

Fecha: 01/10/2007 12:44.


Autor: man jontes

no se como he brincado a este blog..muy bueno..saludos

Fecha: 01/10/2007 18:59.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)