Contemplación

Ascendió su falda, trepó sus riscos, conquistó su cumbre, fotografió todo, incluso tallada dejó una piedra con su nombre. Descendió ebrio de euforia.

Nunca comprendió, sin embargo, el sereno pastar de la vaca en el prado, ese agradecido rumiar hacia lo alto.

 

31/07/2007 09:26 Retólicas del vallico ;?>

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)