La insoportable irreversibilidad del ser

Ayer llegó tu mensaje dentro de una botella. No pude abrirla. Dentro se veía el papel, impaciente. La rompí.

Leí: "No rompas nunca esta botella".

 

18/07/2007 09:02 Retólicas del vallico ;?>

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)