Si duermes no conduzcas

Debía llegar a Algeciras antes del día siguiente. No podía permitirse parar a dormitar. Había cogido billete para el primer ferry de la mañana… Quería aprovechar al máximo las 3 semanas de vacaciones, estar cuanto antes en casa, ver a Yamila, darles los regalos a la familia, ir al zoco con Hakim y Faysal, y descansar..., sobre todo descansar…

Al principio recurrió a la "Cola-Lola", después al café y al "Red-Cow", incluso se echó agua por la cara y se dió unas bofetadas para no dejarse derrotar por la monotonía de la autovía. Las cabezadas sobre el volante eran tan frecuentes que, por momentos, le costaba discernir la frontera entre el sueño y la vigilia…

La llamada del muecín le despertó en el hogar. Con un espasmo trató de pulsar un imaginario pedal de freno. Tal vez fuera ya demasiado tarde...

 

19/06/2007 13:23 Retólicas del vallico ;?>

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)