Atrofia

Consideraba que su existencia era tan insignificante como la de esas arañas de patas largas, esas que sólo inspiran desprecio o indiferencia, pero jamás temor o simpatía. Nunca hizo nada por cambiarlo. No tenía ni fuerza ni ganas.

Sobrevivió en un rincón, alimentándose de humedad.

 

10/05/2007 13:14 Retólicas del vallico ;?>

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)