¨Esclarecido¨

Era el nombre en clave del confidente del clan de los Farpines. Se jugaba la vida de cuando en cuando para pasar información no del todo falsa ni del todo incompleta sobre la distribución de jaco en la ciudad. Su empleador lo sabía, camuflaba la verdad con florituras, dilataba cada día un poco su ajustamiento, tratándole de hacer ver de formas, al principio oscuras y luego más meridianas, que estaba al corriente de su traición.

Una sobredosis de responsabilidad acabó con su vida el 7 de mayo de 2004. Su cuerpo, rodeado por las amapolas del descampado del poblado, fue hallado un par de horas más tarde por la brigada antidroga. Como ya supondrán, el crimen nunca hizo honor al apodo de su víctima y el Sr. Farpín siguió jugando al póker con el subcomisario Reyes.

 

16/04/2007 16:07 Retólicas del vallico ;?>

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)