Los cuñaos de Vidrieros

Una risa franca y roja como colofón de una camisa de cuadros nos anunció la imposibilidad real de subir al Curavacas por la Canal Sur:
   -Nooo… Podeis subir un poco, dais una vuelta, lo véis y ya está...
Su amigo, seguramente el intelectual del pueblo, clamó por preservar la inocencia montañera de los jóvenes con gesto más reposado.
   -Pero hombre, tampoco les quites la ilusión… La verdad es que hay mucha, mucha nieve… y aún en el caso de llegar a Tiro Callejo, el paso a la arista es muy delicado, con placas de hielo que se desprenden y se precipitan por la cara norte… y peligroso… el año pasado murió una francesa, muy buena escaladora...
El pastor no dejó de reir mientras tanto, bonachón y espléndido como una hogaza de pan… -Podeis subir a verlo, no os digo yo que no, y cuando no podáis, pues os dáis la vuelta.
Sus risas eran contagiosas.

Ante tanta insistencia, no tuvimos más remedio que aceptar la invitación.

16/04/2007 15:19 Retólicas del vallico ;?>

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)