Trauma

   -A juego paso, pero tengo dúplex, imperiales además–, anuncié con suficiencia a los colegas. Relamíame por el órdago a pares visto inconscientemente y contenía a duras penas la sonrisa mientras me hincaba el cachilitro de ginebra barata aderezado con burbujeante Pitusa naranja.
Sólo tamaño cerdo podía tener una piara de 4, ser mano y darse un mus negro mientras, despreocupado y ausente, se liaba un antepenúltimo petardo.
No sabíamos aún que María andaba liada con el Chino. El Chustas se enteraría esa misma noche.

 

02/03/2007 12:30 Retólicas del vallico ;?>

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Macdito

Relato urbano o "urbanita" que dicen los/as repipis de ciudad. Para romper con tanto sabor añejo del que quizás abusamos... o abuso...
Qué sería de los jóvenes sin esas tardes de parque y chusta, cachi y fuchi, móvil y piba...
Lo curioso es que el mus es alimento de la ociosidad urbana o rural.

Fecha: 02/03/2007 13:22.


gravatar.comAutor: Djanker

qué sería sin el "Rober" o la "Vane", o el "qué de qué? Pinpín, que eres un pinpín..." Más que relato urbano hablaría de relato de barrio... Mucho más obrero y menos sofisticado que el relato urbano...

Fecha: 02/03/2007 16:32.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)