Versión sui-génesis

Y Dios dijo: ¿Dónde está Abel?
Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso el guardián de mi hermano?
Y él le dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra. Ahora, pues, maldito seas tú de la tierra, que abrió su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano. Cuando labres la tierra, no te volverá a dar su fuerza; errante y extranjero serás en ella.
Salió Abel del Paraíso con una burlona sonrisa, sin necesidad de hacer más ofrendas a un padre endiosado, sin remordimientos por haber matado a su mediocre hermano gemelo...

 

22/02/2007 12:42 Retólicas del vallico ;?>

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Maldito

Orgullosos de ser "hijos de Caín"... como en la canción de los míticos Barón Rojo...

Fecha: 22/02/2007 18:00.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)