Naúfrago

20070223172707-paradisiaco.jpg

A tí.

Érase una vez un pequeño arrecife de coral, perdido en la inmensidad de un enorme oceano. Todavía era muy joven, apenas un leve obstáculo para las caprichosas corrientes marinas. Poco a poco fue creciendo y convirtiéndose en un bello refugio multicolor para los peces de la zona. Allí eran capaces de protegerse de los grandes depredadores que constantemente les acechaban en alta mar. 

Con el tiempo, mucho tiempo, el arrecife se convirtio no sólo en una enorme barrera de coral, sino en un pequeño atolón que luchaba por sobresalir entre las incesantes olas.

Desde que un primer y valiente albatros posó sus patas en aquel saliente invisible hasta que la acumulación de sedimento posibilitó la germinación de aquella semilla pionera pasó otra eternidad. Mucho después, las palmeras se podían contar por decenas y ya hacía tiempo que las tortugas acudían a desovar en sus playas de blanca arena.

Una isla. Sola. Lejos. Aparentemente abandonada, minúscula entre un desierto de agua, pero tambien un paradisiaco hogar… Un hogar que perduraría en el tiempo…

 

22/02/2007 12:39 Retólicas del vallico ;?>

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Macdito

Me quito el sombrero ante usted, amigo Djanker, porque ha sabido escribir con soltura y dominio un microrrelato algo más largo, pero desde luego exquisito y luminoso. Chapó.

Fecha: 22/02/2007 20:58.


gravatar.comAutor: Djanker

He de confesar que este macromicrorrelato ya estaba hecho, sólo lo me tenido que pulir y limar a mi gusto.
Gracias a la plagiada!!!

Fecha: 23/02/2007 09:03.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)