El Dorado

Recorrí el mundo buscando, siempre buscando, saboreando la sal marina de las brisas suaves, pagando enormes esfuerzos por los breves momentos de eternidad que brindan las gélidas cumbres incultas, libando el dulce almíbar de las florestas y volviendome a clavar infinitas veces las espinosa crueldad de los desiertos, esnifando la pimienta de los catres sin memoria y vomitando el hedor de las putas guerras...
...pero fue en aquel torbellino de mechones rubios que luchaban por rozar la delicada piel de su cuello...
Fue topografiando los valles de su espalda…
Fue buceando en sus insondables ojos ultramarinos…
Fue en aquella constelación de lunares que aparecieron en la ventana de su escote...
Todo estaba allí.

 

20/02/2007 13:31 Retólicas del vallico ;?>

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)