Cuando puedas...

La mejor lotería el trabajo... pensó mientras se dibujaba una mueca sarcástica en su cara. El bar estaba, como siempre que llegaba el período de asueto estival, rebosante de veraneantes dispuestos a olvidar su hipoteca...

Como si fuese un bálsamo, volvió a escuchar por enésima vez la coletilla "...cuando puedas" y recordó ese axioma que tanto predicó el  párroco de su pueblo: el trabajo dignifica... al mismo tiempo el encargado voceaba -vamos a ganar dinero- para arengar a la prole a su servicio, -tan malo es trabajar que hasta te pagan-, le confesó una vez su padre. De nuevo volvió un cliente a acabar su solicitud: "...cuando puedas", las palabras mágicas.

Cogió la Beretta que guardaba el jefe en la alacena de la trastienda, la cargó y sonriendo pronunció -ahora puedo- justo antes de apretar al feroz gatillo de lustre dorado. Por una vez se sintió afortunado y digno.

 

Tercer clasificado en el III Concurso de Microrrelatos del Rincón del Vago.

19/02/2007 13:29 Retólicas del vallico ;?>

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Djanker

El microrrelato no sólo como artificio literario, sino como instrumento para la denuncia social...
El explotado laboral explotando en su labor... "Un día de furia" en sólo unas líneas... Seamos sinceros, a quién no se le ha pasado por la cabeza?

Fecha: 21/02/2007 10:02.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)